top of page

Diario de una Chef en Cuarentena

Dia 2


Hola mi chef, alguna vez en sus inicios tuvo ganas de "tirar la toalla"?, me ha pasado ocasionalmente....(Josefina Ramos a través de mi pagina web)

Hoy es un buen día para hablar de ello. El día de hoy por la mañana estuve revisando el anteproyecto de lo que será una nueva sorpresa para ustedes, tengo varias semanas trabajando en ello y he estado todos los días pensando en ello... qué habría pasado si no hubiera insistido tanto?


La historia de mi amor por la pastelería tiene casi 38 años. Seguramente cuando era niña no tenía ni idea ¿por qué sentía tanto encanto por la pastelería?. Sin embargo recuerdo perfectamente el instante en que me enamoré de los pasteles caseros. Mi madre preparaba el mejor pastel de cumpleaños para mí cuando era pequeña. Un pastel de chocolate con sabor a café que tengo aún el recuerdo intacto en mi memoria como la mejor sensación que había tenido en la vida. Era la típica niña que jugaba en el jardín de mi amada abuela, con tierra y agua para formar pequeños pasteles de lodo estilizados con las flores de su pequeño y cuidado jardín.


He amado los pasteles como se ama a un primer amor, con sencillez, ternura y devoción absoluta. A los 10 años supe que debía hacer pasteles todos los días de mi vida adulta, que debía repetir una y otra vez esa sensación de felicidad al ver el pastel perfectamente bien horneado, la miga esponjosa y el olor que brota una vez que sale del horno. Pero ahí no termina la aventura, ahí apenas inicia.